CAPITULO II. De los Socios.

 

 

Título I.  Categorías. Condiciones para el ingreso, nombramiento o exclusión.

Artículo 9°-  Habrá dos clases de socios sin distinción de sexos : Ordinarios y Extraordinarios. Serán socios ordinarios : a) Vitalicios ; b) Plenos ; c) Activos ; d) Patrimoniales ; e) Patrimoniales Dependientes ; f) Cadetes Mayores ; g) Cadetes Menores e Infantiles ; h) Familiares. Serán socios extraordinarios : a) Los Honorarios ; b) Los transeúntes. Serán socios patrimoniales aquellas personas que sean titulares de un Título patrimonial teniendo en general los mismos derechos y obligaciones que los socios activos, incluyendo los enumerados en el art. 27 sin perjuicio de lo que  se disponga en particular en el Capítulo X “De los  Títulos Patrimoniales”.Serán socios patrimoniales dependientes, la esposa, las hijas solteras, los hijos menores de 18 años y la madre de un socio patrimonial que así lo solicite a la Comisión Directiva. Estos socios patrimoniales dependientes tendrán también  los mismos derechos y obligaciones que los socios activos, inclusive los del art. 27, cuando fueren mayores de 18 años.

Artículo 10°-  La calidad de socio Vitalicio constituirá una distinción y el honor derivado de una prolongada y permanente adhesión, quedando eximido del pago de la cuota social. La Comisión Directiva admitirá el pago voluntario de una cuota igual a la de los socios plenos o activos cuando el socio vitalicio se prestase para hacerlo, comunicándolo por nota al Club.

Artículo 11°-  Serán Socios Vitalicios quienes hayan cumplido veinticinco años ininterrumpidos como Socios Plenos o Socios Activos. Esta distinción será otorgada de oficio, sin que se requiera solicitud expresa del interesado ni formalidad alguna. A los socios designados Vitalicios se les otorgará un carnet especial, que los acredite como tales, como así un diploma donde constará, además de los datos personales del socio, la fecha de ingreso al Club.

Artículo 12°-  Los Socios Vitalicios gozarán de los mismos derechos y tendrán las mismas atribuciones de los Socios Plenos o Activos, como así iguales deberes y responsabilidades que éstos.

Artículo 13°-  Serán Socios Plenos o Activos quienes, siendo mayores de 18 años de edad, así lo soliciten a la Comisión Directiva, siendo presentados por dos Socios Vitalicios, Plenos o Activos, éstos con una antigüedad mayor de dos años como asociados ; que tengan ocupación o subsistencia honorable ; abonen las cuotas reglamentarias de ingreso y cumplan las demás formalidades impuestas por aquella.

Artículo 14°-  Serán Socios Cadetes Mayores los comprendidos entre los catorce y dieciocho años de edad. Serán socios Cadetes Menores aquellos cuya edad oscile entre los diez y catorce años ; en tanto, serán socios Infantiles los menores de diez años. Todos, al término de su período como tales, pasarán automáticamente a la categoría que corresponda en razón de la edad. Los Cadetes Mayores, en éste caso deberán formular opción entre las categorías de Plenos o Activos, debiendo enviárseles nota de estilo con suficiente anticipación. Podrán inscribirse como Socios Familiares, en un registro especial, los menores de ocho años, hijos de socios Vitalicios, Plenos o Activos, siempre que éstos lo soliciten formalmente. Con respecto a los Socios Cadetes e Infantiles se cumplirán, en todos los casos las exigencias de los artículos 13° y 17° que les fueran propias.

Artículo 15°-  Serán Socios Honorarios quienes, pertenecientes o no al Club, le hayan prestado servicios de extraordinaria importancia o que, por sus actos, méritos o virtudes públicas, puestas de manifiesto dentro o fuera de la Institución, se hayan hecho dignamente acreedores a tal distinción. El honor de su designación será facultad exclusiva de la Comisión Directiva, que deberá dar cuenta de la misma a la primera Asamblea Ordinaria que se realice, la que podrá rever la decisión sólo con una mayoría de los dos tercios de votos de los presentes.

Artículo 16°- Podrán ser socios Transeúntes los que, viviendo fuera de la Ciudad de La Plata y a una distancia mayor de cuarenta kilómetros, así lo solicitaren por intermedio de un Socio Vitalicio, Pleno o Activo en la forma prevista por la Comisión Directiva. Esta franquicia se concederá una sola vez al año y por un período no mayor de un mes, con relación a un mismo beneficiario.

Artículo 17°-  Toda solicitud de ingreso a cualquiera de las categorías ordinarias de socios que la requieran, deberá satisfacer por sí las exigencias de este Estatuto y de la Comisión Directiva, debiendo presentarse en la forma y llenando los requisitos que ella hubiere impuesto con carácter general. Las solicitudes  de ingreso de menores de edad serán suscriptas también por sus representantes naturales o legales. Durante el término de duración de la colocación de los Títulos Patrimoniales, según el artículo 136 del Capítulo X, la Comisión Directiva podrá limitar o suspender el “ingreso de socios ordinarios”

Artículo 18°-  La Comisión Directiva aceptará o rechazará las solicitudes de ingreso presentadas, sin que esté obligada, en el último de los casos, a dar explicaciones ni a informar los motivos de su determinación. El aspirante a socio cuya solicitud fuera rechazada, podrá reiterarla luego de transcurridos dos años de la decisión denegatoria, en cuyo caso la Comisión Directiva considerará nuevamente aquella y resolverá lo que corresponda.

Artículo 19°- Los Socios perderán o serán privados del carácter de tales por : a) Renuncia, que podrán presentar por escrito a la Comisión Directiva quienes estén al día con la Tesorería y no se hallaren cumpliendo penas disciplinarias ; b) Cesantía, que dispondrá la Comisión Directiva respecto de los socios morosos con Tesorería ; y c) Expulsión, que podrá disponerse en la forma y por las causales previstas en el Título IV (“Penas Disciplinarias”) de  este mismo Capítulo.

Artículo 20°-  Todo Socio que adeude mas de tres cuotas mensuales o cualquier otro servicio social vencido, será declarado cesante por la Comisión Directiva, previa intimación administrativa, que se hará por carta certificada, para regularizar la situación dentro de los diez días de la notificación. Hasta tanto se dicte aquella resolución, al Socio se le suspenderá automáticamente en el ejercicio de todos los derechos que por el carácter de tal tiene. Cuando se trate de espectáculos en los que el público debe abonar entrada, no podrán gozar de los beneficios sociales los asociados que adeuden más de una mensualidad.

Artículo 21°-  El plazo de la intimación del artículo anterior se elevará a treinta días cuando se tratare de socios con mas de diez años de antigüedad como tales.

Artículo 22°-  El socio excluído de los registros por cesantía podrá reingresar a la categoría que corresponda, abonando las sumas que adeudaba al tiempo de disponerse aquella. Si deseare mantener la antigüedad deberá pagar, además, las cuotas debidas por todo el período de la exclusión, con un recargo del cincuenta por ciento. El socio cuya renuncia hubiere sido aceptada podrá reingresar en las mismas condiciones de los socios nuevos, pero si deseare mantener la antigüedad deberá abonar todas las cuotas correspondientes al período de su exclusión del registro de socios por renuncia. No tratándose de la primera vez que al socio se lo declara cesante o acepta la renuncia, siempre se le exigirá para el reingreso el pago de todas las cuotas que hubiere dejado de abonar desde su primitivo ingreso al Club, en cuyo caso también mantendrá la antigüedad. La deuda, en todos los supuestos contemplados en éste  artículo, sin excepción se liquidará tomando como índice el valor actual de la cuota, sin consideración de los que hubiesen regido con anterioridad

Título II.  Deberes y Obligaciones de los Socios.

Artículo 23°- Son deberes y obligaciones de los socios sin distinción de categorías : a) Abonar las cuotas sociales y de ingreso en vigencia o las que la Comisión Directiva fijare para el futuro, las que no podrán tener efecto retroactivo, salvo los casos del artículo anterior ; b) Respetar, hacer respetar y cumplir las normas de este Estatuto, así como todas las resoluciones de las Asambleas y Autoridades del Club legalmente constituídas. La sola solicitud de ingreso, en nombre propio o de menores, hace presumir el conocimiento integral de este Estatuto, cuya ignorancia no podrá invocarse para justificar su violación o incumplimiento ; c) Mantener y cooperar para que se mantenga el orden y decoro en las dependencias del Club, como así en los lugares a que concurran para representarlo en toda clase de actos, torneos, etc. ; d) Desempeñar todas las funciones, cargos y representaciones que se les encomiende dentro o fuera de la Institución, salvo impedimento justificado ; e) No facilitar de modo alguno y para ningún efecto el carnet social o recibo de pago, que son estrictamente personales del socio ; f) Comunicar a la Comisión Directiva toda pérdida o extravío de éstos como así cualquier cambio de domicilio que efectúen.

Artículo 24°-  Para los socios que cambien de categoría no regirá cuota de ingreso. Quienes se asocien en períodos de “conscripción”, dispuesta por la Comisión Directiva, solo pagarán la cuota que ésta fije, que importará, por lo menos, una reducción del cincuenta por ciento de la cuota ordinaria de ingreso.

Artículo 25°- Los Socios mayores no sólo serán responsables del cumplimiento de las reglas de este Estatuto y resoluciones dadas en consecuencia, sino que responderán conforme a las Leyes comunes del Estado por los daños que ocasionaren a la Institución, por el pago de las cuotas sociales y por toda otra deuda que contrajeren con la misma. Idéntica responsabilidad tendrán los padres, representantes legales o guardadores, por los hechos y deudas de los socios menores de edad que de ellos dependan.

Artículo 26°-  En la misma responsabilidad incurrirá el socio que llevase un invitado o presentase un Socio Transeúnte, en las condiciones previstas por este Estatuto, respecto de los daños que los mismos causaren, como así de las deudas que contrajeren con el Club, sin perjuicio de cualquier otra sanción que correspondiere si la presentación hubiere sido hecha con ligereza o mala fe.

Título III.   Derechos de los Socios.

Artículo 27°-  Los Socios Vitalicios y Plenos gozarán de los siguientes derechos, sin perjuicio de los que expresa o implícitamente resulten de éste y otros Capítulos del Estatuto:  a) De voz y voto en las Asambleas, reuniéndose las condiciones previstas en el Capítulo VII, que estatuye sobre las mismas ;  b) De ser elegido para cualquiera de los cargos y en las condiciones previstas en los Capítulos III, IV, V y VI ;  c) De uso y goce de todas las instalaciones sociales, deportivas, culturales y recreativas de que el Club disponga, con sujeción a las reglamentaciones vigentes ;  d) De libre acceso, en calidad de espectadores, a todas las dependencias de la Sede Social, Gimnasio y Estadio, cuando se realicen reuniones de cualquier índole, torneos, confrontaciones deportivas o adiestramientos, todo ello con las restricciones que el Estatuto impone y las que establezca la Comisión Directiva ;  e) De presentar nuevos Socios y visitantes ;  f) De peticionar y proponer medidas ante la Comisión Directiva, en la forma y condiciones previstas en este Estatuto e interponer los recursos que en él se autorizan ;  g) De usar de licencias, que concederá la Comisión Directiva a su pedido, cuando se llenen las condiciones estatutarias.

Artículo 28°- La Comisión Directiva, por vía de excepción, podrá designar para integrar Departamentos o Subcomisiones a Socios de otras categorías de las enumeradas en el artículo anterior, incluso menores, siempre que a ello no se opusieren las reglamentaciones que las rijan.

Artículo 29°-  Los Socios Activos gozarán de los mismos derechos enumerados en el artículo 27°, pero el uso y goce de las instalaciones se sujetará al pago de las tasas que la Comisión Directiva establezca con carácter general. En presentación de Socios Transeúntes, prevista en el artículo 16°, las prerrogativas de éstos no podrán exceder los límites de los derechos acordados al socio Activo.

Artículo 30°-  A los socios con más de un año de antigüedad, incorporados obligatoriamente al servicio militar, se les eximirá del pago de las cuotas sociales hasta el momento de su licenciamiento. Esta situación no alterará en nada el cómputo de la antigüedad como socio. A los fines previstos en este artículo el Socio deberá hacer -por sí o por terceros- las pertinentes presentaciones que justifiquen la incorporación y la baja o licenciamiento. Si no hiciere esta última comunicación, se le considerará en mora con Tesorería y se dispondrá su cesantía en la forma prevista en este Estatuto.

Artículo 31°-  Los Socios Cadetes e Infantiles sólo gozarán de los derechos enumerados en los incisos c), d), f), y g) del artículo 27°. Los mismos derechos tendrán los Socios Familiares. La facultad concedida en el inciso f) sólo la podrán ejercer los Socios Cadetes e Infantiles cuando la presentación la suscriban sus representantes naturales o legales. Bajo la misma condición y responsabilidad de éstos, podrán llevar visitas a las instalaciones del Club, con sujeción a la respectiva reglamentación.

Artículo 32°-  Los Socios Honorarios, como así el Presidente y Vicepresidente de la Nación ; el Gobernador y Vicegobernador de la Provincia ; los Ministros y Secretarios de Estado, Legisladores y Jueces de la Suprema Corte de Justicia, tanto de la Nación como de la Provincia, el Intendente y Concejales Municipales de la ciudad de La Plata, el Jefe de la Policía de la Provincia, el Rector de la Universidad Nacional de La Plata y los Jefes de las Fuerzas Armadas con mando en unidades que tengan asiento en la zona militar correspondiente a esta misma ciudad, gozarán de las prerrogativas concedidas en los incisos c) y d) del artículo 27°.

Artículo 33°- Los Socios perderán sus derechos y serán sancionados como corresponda, de acuerdo con lo previsto en el Título IV, cuando a juicio de la Comisión Directiva concurra alguno de los siguientes motivos :  a) Si dejaren de reunir las condiciones de honorabilidad, buena conducta y reputación exigidas para el ingreso ;  b) Si faltaren a las obligaciones estatutarias o reglamentarias ;  c) Si realizaren actos u omitieren otros que conspirasen contra los intereses de la Institución ;  d) Si existieren otros motivos graves, siempre que los mismos fueren probados como para  formar convicción sincera y libre en quienes deban juzgarlos estatutariamente.

Artículo 34°-  En los casos de arrendamiento de cualquiera de las dependencias y locales del Club para realizar torneos, festivales o espectáculos de toda índole, en los que se cobre entrada, los Socios abonarán la misma con un descuento que no podrá ser inferior al treinta por ciento de su valor al público, sin perjuicio de respetar -si fuere del caso- las reglamentaciones de las federaciones o asociaciones organizadoras a las que el Club estuviese afiliado. Si aquellos fueren organizados por la Institución los socios tendrán las bonificaciones que la Comisión Directiva determine en cada caso, no inferiores al veinte por ciento del valor del boleto al público.

Artículo  35°-  El socio que se ausente por un plazo mínimo de seis meses y a una distancia mayor de cien kilómetros de La Plata, podrá solicitar licencia, siempre que se encuentre al día con  Tesorería. En ningún caso se computarán los períodos de licencia como tiempo efectivo para determinar la antigüedad.

Artículo 36°-  Cualquier cuestión que planteen los socios con relación a asuntos sociales o referida a la interpretación de este Estatuto, será resuelta por la Comisión Directiva y su decisión será apelable para ante el Jurado de Honor, dentro de los diez días de la notificación.

Artículo 37°-  El ejercicio y goce de los derechos que expresa o implícitamente se acuerdan a los asociados, se sujetará siempre a la forma, modo y tiempo a que los condicionen las reglamentaciones vigentes, pero éstas no podrá alterar su verdadero sentido y contenido. El mismo criterio se aplicará respecto de los deberes y obligaciones de los socios.

Artículo 38°- Para gozar de los derechos que se acuerdan, los socios deberán estar al corriente en el pago de las obligaciones sociales y no hallarse cumpliendo penas disciplinarias o gozando de licencias.

Artículo 39°-   Los Socios renunciantes o separados del Club por cualquier causa, una vez agotada la vía jurisdiccional interna, no podrán formular reclamos de ninguna naturaleza, salvo los derechos que las leyes del Estado pudieran acordarle.

Título IV.   Penas Disciplinarias.

Artículo 40°-   Las violaciones o incumplimientos de las normas de este Estatuto,  de las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten, de las resoluciones u órdenes de la Comisión Directiva ; como así la inconducta o realización de actos irregulares por parte de los socios, se sancionarán con pena de amonestación, suspensión o expulsión, según la gravedad de la infracción.

Artículo 41° : Ningún socio podrá ser juzgado ni sancionado sin ser previamente oído. Las sanciones serán aplicadas por la Comisión Directiva, bajo las  condiciones previstas en la última parte del inciso d) del artículo 33°, procediendo la suspensión provisoria cuando aquella lo considere conveniente, siendo obligatorio el pago de las cuotas sociales mientras esta dure, como así para recurrir en apelación ante el Jurado de Honor.

Artículo 42°- Si la naturaleza y  gravedad de la infracción atribuída al socio hiciese necesaria la investigación ésta será verbal y actuada, estando a cargo de la persona o personas que la Comisión Directiva designe de entre sus miembros, debiendo presentar el informe y dictamen una vez agotada aquella.

Artículo 43°-  Sin perjuicio de las sanciones que pudieran corresponder a los asociados por el incumplimiento de los deberes y obligaciones que se establecen en el artículo 23° incisos b), c), d), e) y f) o por los motivos enumerados en el artículo 33°, se considerará falta grave, reprimible con pena de expulsión :  a) Toda nueva falta cometida después de haber sido pasible de tres suspensiones, cualquiera fuese el tiempo de éstas y la categoría a que hubiese pertenecido el socio en la época de la imposición de las mismas ;  b) Todo acto a través del cual, el o los socios, en forma pública y sin acudir a los órganos constituídos por este Estatuto, traten de imponer su violación, de menoscabar el prestigio o los intereses de la Institución, de sus representantes legales o de sus consocios ;  c)  Todo acto de desobediencia o rebelión contra las normas estatutarias, las reglamentaciones que en su consecuencia rijan y las resoluciones de las Asambleas y de la Comisión Directiva.

Artículo 44°-  No podrá imponerse a los socios mas sanciones que las previstas en el artículo 40° y sólo por las causas que expresa o implícitamente resulten de este Estatuto.

Artículo 45°-  La expulsión importa la pérdida de todos los derechos sociales y la prohibición de reincorporarse, sin que antes hayan transcurrido cinco años de dispuesta aquella. El pedido de reincorporación será resuelto por la Comisión Directiva, siendo facultativo de ella aceptarlo o negarlo, aún cuando se hubiese cumplido el término fijado. Al socio expulsado y luego reincorporado sólo se le computará su antigüedad a partir de la reincorporación.

Artículo 46°-  La suspensión desde la notificación hasta su vencimiento, priva temporariamente al socio sancionado de todos los derechos que este Estatuto confiere, sin que se le exima del pago de las cuotas sociales mientras aquella dure.

Artículo 47°-  La amonestación no priva al socio de ninguno de los derechos, pero constituye una advertencia que se asentará en su ficha y se tendrá en cuenta cuando deban juzgarse nuevas infracciones, otorgarse distinciones o asignarse representaciones. Con el mismo objeto, se harán anotaciones respecto de las otras sanciones contempladas en este Título.

Artículo 48°-  La pena de suspensión no podrá exceder del término de un año.

Artículo 49°-  Contra las resoluciones de la Comisión Directiva que impongan cualquiera de las sanciones del artículo 40°, se podrá recurrir en apelación ante el Jurado de Honor, dentro de los diez días hábiles de la notificación formal. El recurso, que será fundado, se interpondrá por escrito, pero no tendrá efecto suspensivo, debiendo la Comisión Directiva expedirse en el término de diez días.

Artículo 50°-  Concedido el recurso por la Comisión Directiva, se elevarán los antecedentes al Jurado de Honor que, sin más trámite, resolverá dentro de los primeros treinta días hábiles lo que corresponda. Si el Jurado de Honor lo estimase imprescindible, podrá disponer medidas para una mejor información y resolución, en cuyo caso el plazo para decidir se ampliará hasta sesenta días hábiles.

Artículo 51°-  Los fallos sancionatorios del Jurado de Honor serán apelables ante la Asamblea Ordinaria que, por simple mayoría, se pronunciará por la confirmación o revocación del fallo apelado. Si el socio fuese definitivamente sancionado, se harán las comunicaciones pertinentes para el cumplimiento. Si se declarase exento de toda sanción, será reintegrado al libre ejercicio y goce de todos sus derechos sociales, en los casos  en que estuviese privado de ellos.

Artículo 52°-  Concedida la apelación por la Comisión Directiva, antes de elevarse los antecedentes al Jurado de Honor se certificará por Tesorería si el socio apelante se encuentra al corriente en el pago de las cuotas sociales. Si tuviese deuda por las mismas,  se le intimará su pago dentro de los primeros diez días y si en este plazo no lo hiciese se declarará improcedente el recurso y se tendrá por consentida la resolución de la Comisión Directiva, para su cumplimiento inmediato.

Artículo 53°-  La ignorancia o desconocimiento de este Estatuto, reglamentaciones y resoluciones de las Asambleas y de la Comisión Directiva, no podrán servir de excusa para justificar su violación o incumplimiento, tal como lo dispone el artículo 23° inciso b), último apartado, salvo que la excepción  esté expresamente autorizada.

Artículo 54°-  Los socios, por la sola condición de tales, renuncian a demandar a la Institución o a cuestionar fuera de sus órganos naturales las resoluciones que de ella emanen, sin antes agotar la vía societaria que en este texto se estatuye.