CAPITULO V. Del Jurado de Honor.

 

 

Artículo 85°-   El Jurado de Honor se compondrá de cinco miembros, que deberán ser socios Vitalicios, Plenos o Activos, con más de diez años de antigüedad inmediata y consecutiva en las categorías, que se hallaren al corriente en sus obligaciones con Tesorería. Las vacantes que pudieren producirse se cubrirán por el procedimiento previsto en el artículo IV.

Artículo 86°-  Al Jurado de Honor le corresponderá entender y resolver :  a) En los asuntos que la Comisión Directiva eleve a su consideración y en los casos determinados en este Estatuto ;  b) Como Tribunal de Apelación de las resoluciones de la Comisión Directiva ante cuestiones producidas entre socios, entre éstos y miembros de la Comisión Directiva y en los casos previstos en el artículo 36° ;  c) Como Tribunal de Apelación cuando se hubieren impuesto sanciones disciplinarias a socios.

Artículo 87°-  Las apelaciones contra resoluciones de la Comisión Directiva que se interpongan por ante el Jurado de Honor, deberán serlo en los términos previstos en este Estatuto. Si expresamente no estuviese previsto el plazo, se considerará que debe serlo en el de diez días, hábiles e improrrogables, contados desde la fecha de la notificación. En un término igual, la Comisión Directiva declarará la procedencia o improcedencia del recurso, y en el primer caso, elevará inmediatamente los antecedentes. Si la decisión fuere denegatoria del recurso, el interesado podrá acudir directamente ante el Jurado de Honor, dentro de los primeros cinco días hábiles siguientes a la notificación y éste deberá recabar los antecedentes del caso a la Comisión Directiva y con ellos decidirá, sin más trámites, si la apelación ha sido bien o mal denegada.

En el primer caso, la resolución cuestionada se considerará firme, pero si el Jurado de Honor admitiese la procedencia del recurso, se dará al asunto el curso que corresponda.

Artículo 88°-  El procedimiento a seguirse en todos los casos de intervención del Jurado de Honor será previsto en este capítulo y en el Título IV  del Capítulo II, pudiendo éste recabar informes escritos de la Comisión Directiva, de la Comisión Revisora de Cuentas y de cualquiera de los Departamentos y Subcomisiones en actividad.

Artículo 89°-  El Jurado de Honor resolverá con sujeción a este Estatuto, reglamentaciones y disposiciones vigentes. No podrá dejar de fallar por imprevisión, insuficiencia u oscuridad de las normas positivas que rijan, en cuyo caso lo hará conforme a los principios generales que inspiran este Estatuto, interpretados y aplicados de acuerdo a su ciencia y conciencia.

Artículo 90°-  Para su validez, las resoluciones del Jurado de Honor necesitarán del voto favorable de la mayoría de sus miembros y tendrá inmediata fuerza ejecutiva por intermedio de la Comisión Directiva, a la que se  comunicarán sin  demora para la notificación, cumplimiento y anotación en las respectivas fichas.

Artículo 91°-  Los miembros del Jurado de Honor podrán excusarse y ser recusados para actuar en determinado asunto, por parte directamente interesada. Los motivos deben ser fundados y su aceptación o rechazo será resuelto por el propio Jurado por mayoría, en votación de la que no participará el miembro que se excusa o fuere recusado.

Artículo 92°-  No estableciéndose determinadas causales de excusación y recusación, los motivos que las fundan serán considerados por el Jurado de Honor de acuerdo a la sana crítica de sus integrantes, resolviéndose conforme a la ciencia y conciencia de cada uno, sin que se admita ningún recurso.

Artículo 93°-   En los casos de excusaciones o recusaciones admitidas y cuando alguno de los integrantes del Jurado de Honor esté transitoriamente imposibilitado para actuar, se hará  conocer la situación a la Comisión Directiva para que ésta, en su primera reunión, designe el o los reemplazantes “ad-hoc”, que deberán reunir las mismas condiciones fijadas en el artículo 85° y actuarán hasta que desaparezcan las causales de impedimento del o los titulares.