Institucionales

Memoria, Verdad y Justicia

La Plata, 24/3/2020

Por: GELP

Gimnasia homenajea nuevamente a sus socios y deportistas que vistieron sus colores y que fueron víctimas de la última dictadura  cívico militar.

Imagen de la novedad

Gimnasia homenajea nuevamente a sus socios y deportistas que vistieron sus colores y que fueron víctimas de la última dictadura  cívico militar. Hasta el 2019, Gimnasia reconocía a cinco deportistas: Antonio Piovoso, Luis Ciancio, Miguel Sánchez (Futbolistas); Pedro Disalvo y Gustavo Ogando (voley masculino). Este año, gracias a la investigación y la campaña de búsqueda de información, destinada a la recolección de datos de personas vinculadas al club que hayan sido víctimas del terrorismo de estado, se suman los casos de: Irene Nélida Mucciolo y Corina De Lívano (Voley femenino) y el de Jorge Cena (Socio).

Si conoces o tenés información relacionada a hinchas/socios/deportistas/dirigentes de Gimnasia que hayan sido víctimas de la última dictadura militar, contactate a: museo@gimnasia.org.ar.

 

Conocé sus historias acá:

Irene Nélida Mucciolo: Nació el 21 de enero de 1956 en Capital Federal. De chica vivió en la casa de sus abuelos, en Lomas de Zamora, hasta el 1964, cuando su familia se mudó a La Plata. Hija de Nelida Adela Scipioni y de un histórico dirigente del Club, Jorge Horacio Mucciolo, quien supo desempeñar cargos como el de vocal, presidente de la Subcomisión de Básquet, Secretario (en la época de la compra de Estancia Chica), Vicepresidente y Tesorero cuando Timoteo Griguol llegó al Club. Irene y su hermana Lidia se hicieron fanáticas de Gimnasia de muy chicas, cuando su padre las llevaba al Bosque.

Hizo la primaria en la Escuela Anexa y la secundaria en el Liceo Víctor Mercante. En 1972 comenzó a practicar voley en el Club, hasta 1974, el mismo año en el que ingresó a estudiar el profesorado de Ciencias de la Educación, en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata.

En 1976, cuando cursaba el cuarto año de su carrera, pidió el pase a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, ya que allí podía estudiar la Licenciatura de Cs. de la Educación. Durante 1977 cursó en dicha facultad, hasta que a finales del mismo año ingresó a trabajar como inspectora municipal en la Municipalidad de Buenos Aires.

El 27 de Enero de 1978, una semana después de cumplir los 22 años, la secuestraron en Capital Federal. Se desconocen las circunstancias de su desaparición y no hay precisión acerca de su militancia. Hasta el dia de hoy, su familia la sigue buscando.

 

Corina De Livano: Nació en Chivilcoy el 2 de marzo de 1955. Era la menor de tres hermanas. Cuando tenía siete años, llegó con su familia a La Plata, donde vivió en 51 entre 3 y 4 un tiempo y luego en calle 12 entre 59 y 60. Hizo la primaria en el Normal 2, al igual que sus hermanas. Su paso por el vóley de Gimnasia y Esgrima comenzó en 1968.

Cursó la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de La Plata, donde según cuenta su familia en “Los sueños y la marca de la infamia. Corina De Livano” (biografía), comenzó a definir su compromiso político. A su vez, hacía la carrera de Cine: “una doble elección que la describe muy bien: su profundo interés por los problemas sociales y una forma de vivir con mucha diversidad en su camino”, cuenta la familia en el escrito.

Militó en la Juventud Peronista hasta 1977. Tuvo que abandonar la militancia por razones de seguridad; al igual que las otras actividades que realizaba. El 11 de abril de ese año, la Policía, junto a un grupo de tareas, irrumpió en su casa en Altos de San Lorenzo (26 entre 77 y 78), donde fue asesinada. Su cuerpo fue enterrado como NN, indicando una edad aproximada, sexo y causa de muerte.

 

Jorge Nestor Cena: Nació el 29 de agosto de 1950 en ciudad de La Plata. Estudio en el Albert Thomas y se recibió de técnico químico. De familia gimnasista, iba a la cancha desde chico, era socio y frecuentaba la pileta del Bosque con su hermano,

Se casó con Nora La Spina el 8 de febrero de 1974.

Militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista (PCML), eran delegados de la fábrica SIAP, hasta el 25 de Marzo de 1976, cuando fue tomada por el ejército, ese día pasaron a la clandestinidad.

Fueron secuestrados el mediodía del 15 de noviembre de 1976, en su domicilio de la Calle 34 entre 13 y 14 de La Plata. Jorge estuvo detenido en la Brigada de Investigaciones (BI) y en la Comisaría 9na. Nora pasó por la BI y Comisaría 5ta, estaba embarazada de 9 meses; su hija, Mariana, nació en cautiverio el 16 de noviembre de ese año. La familia continúa su búsqueda.

Jorge fue asesinado el 31 de diciembre del ‘76 en un supuesto enfrentamiento, e inhumado como NN en el cementerio de Boulogne. Sus restos fueron exhumados en 1985; en 2009, el Equipo Argentino de Antropología Forense los identificó.

 

Antonio Enrique Piovoso: Fue desaparecido el 6 de diciembre de 1977 en la Galería Williams (8 entre 48 y 49, La Plata). El “Tano” pasó a Gimnasia a principios de la década del ‘70 y en 1973 tuvo la chance de jugar en la primera división del fútbol argentino ante: Argentinos Jrs, All Boys y Rosario Central; en los tres partidos ingresó en el complemento, reemplazando a su ídolo, Hugo Gatti, en dos ocasiones y a Daniel Guruciaga. Luego de esos encuentros en el Lobo, su vida tomó otro rumbo y se enfocó en sus estudios en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de La Plata, donde le faltaban pocas materias para recibirse, además de jugar en el interior de la provincia de Buenos Aires los fines de semana. Hoy en día continúa desaparecido.

 

Luis Alberto Ciancio: Fue desaparecido el 7 de diciembre de 1976. Llegó a Gimnasia en pre-novena y jugó hasta la tercera. Era un mediocampista veloz, de poca altura, y muy hábil con su pie derecho. Estudiaba Ingeniería en la Universidad Nacional de La Plata, trabajaba en Vialidad Provincial y militaba en el Partido Comunista Marxista Leninista. Estaba casado con Patricia Dillon, quién estudiaba letras y trabajaba en el Banco Provincia en Berisso. Fueron llevados el mismo día por las fuerzas armadas; estuvo detenido en el Centro Clandestino de Detención Pozo de Banfield, su cuerpo fue identificado por el equipo de Antropología Forense en 2009. El hijo del matrimonio, Federico, fue criado por Hilda y Luis Alberto, los padres de Luis.

 

Miguel Sanchez: Llegó a principios de los 70 a Berazategui desde Tucumán. Jugó hasta la Cuarta División en Gimnasia y luego, por cuestiones ligadas a su trabajo en el Banco Central, tuvo que dejar la práctica del fútbol y se dedicó al atletismo. El 8 de enero de 1978 fue secuestrado por un grupo comando del Ejército en su casa del barrio Villa España, en Berazategui, cuando tenía 25 años. Según testigos, estuvo en el Centro Clandestino de Detención “El Vesubio”, ubicado en La Tablada, provincia de Buenos Aires. Era el menor de 10 hermanos. Actualmente se corre a lo largo de todo el país y en Roma (Italia) la “Carrera de Miguel”, por lo que él sigue corriendo y dejando huellas. Aún continúa desaparecido.

 

Pedro “Bocha” Disalvo: Era muy hábil para los deportes, pero su pasión lo llevó a jugar en su adolescencia al voley. Jugó durante su formación en Estudiantes y, luego Horacio Caro Betelu, quien lo conocía de toda la vida, lo trajo a Gimnasia. En el Lobo estuvo desde principios de 1976, hasta el 30 de junio de 1977, donde entrenó por última vez en el Club, cuando un grupo de las fuerzas armadas lo esperó en su casa y lo secuestró en la madrugada del 1/7. Era militante del Partido Socialista de los Trabajadores, aunque se había alejado de la militancia política. Estudió en el Colegio Nacional de La Plata y era estudiante en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata. Tenía 22 años y aún continúa desaparecido.

 

Gustavo Ogando: Jugó al básquet en el Club a mediados de la década del 70, luego empezó a jugar al voley. Fue estudiante del Colegio Nacional de La Plata y estudiaba medicina en la Universidad Nacional de La Plata, pero tuvo que alejarse de la ciudad en 1976 y estuvo viviendo en Lomas de Zamora, hasta el 13 de mayo de 1977 cuando fue secuestrado junto a María Victoria Navajas Jáuregui, su esposa. Aún continúa desaparecido.

Gustavo Ogando N° 44 en la foto

 

Además, desde el 16 de septiembre de 2019, el Club homenajea a María Claudia Falcone, Daniel A. Racero, Francisco Lopez Muntaner, Gustavo Calotti y Emilce Moller, hinchas de Gimnasia y víctimas de la “Noche de los lápices”.

 

Gimnasia no olvida.

30.000 desaparecidos, presentes.

Nunca más.

Más noticias

Noticias relacionadas

Más noticias de este deporte